Provincia

Kicillof en la Asamblea Legislativa: “Gobierno protector, Estado presente y pueblo solidario”

El gobernador bonaerense dio un largo discurso con fuertes críticas al gobierno nacional. Dedicó gran parte del tiempo a polarizar con el presidente Milei y a cuestionar sus políticas de ajuste.

Pasadas las 17, el gobernador arribó a la Cámara de Diputados junto a su esposa y sus hijos. Allí lo esperaban la titular del Senado, Verónica Magario, y su par de la Cámara Baja, Enrique Alejandro Dichiara.

Con una gran cantidad de personas en las calles aledañas a la Legislatura y un recinto totalmente colmado por la dirigencia, el gobernador Kicillof arrancó su discurso pasadas las 17.10 Hubo presencia de todo el gabinete bonaerense, gran parte de los intendentes peronistas, diputados y senadores nacionales de Unión por la Patria, dirigentes gremiales, las Madres de Plaza de Mayo y el presidente del PJ Bonaerense, Máximo Kirchner.

La primera en hablar fue la vicepresidenta Verónica Magario, quien realizó los agradecimientos previos y levantó el cuarto intermedio para darle paso al discurso del gobernador. Empezó también con agradecimientos, sobre todo a la Legislatura por posponer la Apertura de Sesiones.

“Confieso que me hubiera gustado empezar esta segunda etapa en un contexto completamente diferente. Estamos pasando por una circunstancia intensa y sombría. Hoy no puedo limitarme a hacer la exposición de la gestión en el ámbito bonaerense”, comenzó el gobernador.

Allí realizó un pequeño recorrido por sus primeros cuatro años de gobierno: “Nuestro mandato comenzó con una situación de emergencia, que lo llamamos tierra arrasada. Luego con la pandemia. Así y todo, pese a las dificultades, en los últimos dos años se consolidó un plan de reactivación en la provincia, con un plan de infraestructura, desarrollo productivo, y un de ampliación de derechos que arrojaba resultados muy positivos. El pueblo de la provincia decidió seguir avanzando derecho al futuro”.

Sobre las elecciones de la provincia, Kicillof resaltó: “Respaldaron las nuevas escuelas, los centros de atención primarios, las obras, el derecho a la salud, a la producción, al trabajo, a la dignidad y salieron a defender lo logrado con su voto. Una mayoría decidió acompañar a este gobierno provincial, lo que nos permitió imponernos en 84 municipios y recuperar el gobierno en 16 distritos, incluyendo el de la capital de la Provincia, la capital del desarrollo provincial”.

“Me comprometo con ustedes con el pueblo de la Provincia a seguir gobernando con transparencia, compromiso y sin descanso. Por el bienestar general, en defensa de nuestro pueblo y de los derechos de nuestra provincia”, enfatizó.

Allí comenzaron las críticas al gobierno nacional: “No queremos que las cosas sigan como están. Nosotros no somos el gobierno de la continuidad, somos el verdadero gobierno de la transformación. Esta voluntad de transformar no implica saltar al abismo o experimentar con recetas esotéricas, anacrónicas, importantes o fracasadas. Los bonaerenses expresaron contundentemente. Los problemas no se solucionan con motosierra, ni con dinamita, ni con ajuste”.

“Respaldaron lo que se hizo, pero si hay algo no sobran en la provincia, son los derechos. No sobra el estado. Es al revés, hace falta más derecho y más y mejor estado. Recorrimos la provincia, los 135 municipios. Pero reclaman por más escuela pública, más asfalto, más seguridad y más luminaria, nunca menos”, siguió.

También aseguró que “esa voluntad mayoritaria de progreso encuentra un obstáculo principal, ese obstáculo son las políticas que lleva adelante el gobierno nacional”. “A las cuales considero indispensable dedicar un tramo de este encuentro. En las recientes elecciones a nivel nacional ganó otro rumbo, otras ideas y otras políticas”, enfatizó contra la gestión libertaria.

“Una parte importante de la sociedad argentina eligió otro presidente, cuyas propuestas no compartimos. Pero en democracia, el pueblo es el que manda. Respetamos la expectativa de los argentinos que lo eligieron. Tristemente esas esperanzas están siendo traicionadas”, siguió.

“La propuesta que ganó está en las antípodas de la manera de entender la política, ver la vida y la economía. Vamos a respetar la voluntad popular de los argentinos. Sin embargo, exigimos que el gobierno nacional debe respetar la voluntad de la mayoría de los bonaerenses, que respaldaron masivamente el proyecto de desarrollo, integración y defensa de derechos que llevamos adelante en la provincia de Buenos Aires”, advirtió el mandatario bonaerense.

Aseguró que el presidente “no está respetando a sus representantes. Por lo tanto, no está respetando a la provincia y a su pueblo”. “En la provincia se impuso un gobierno que no representa a la forma política del presidente, sino que además viene gestionando hace cuatro años en ideas completamente antagónicas a las ideas del oficialismo nacional”.

Allí aparecieron las chicanas: “En la provincia de Buenos Aires, la fuerza política del presidente fue derrotada en las PASO, las generales y en el balotaje. En rigor, en ninguna provincia argentina ganó el candidato a gobernador de La Libertad Avanza”.

Con respecto a las constantes tensiones con los gobernadores, Kicillof enfatizó: “El presidente deberá aprender a convivir con gobernadores que fueron elegidos a través de los mismos mecanismos que lo transformaron a él en presidente. la democracia se trata de respetarnos mutuamente y tratar de cumplir con la constitución, con la responsabilidad de cada uno y con las leyes. No se trata de aprietes, extorsiones, de fundir, de amenazar y agredir con los que no están de acuerdo con sus ideas y proyectos”.

Tras el agradecimiento a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, además de la referencia a los 30.000 desaparecidos, continuó con las críticas al presidente. Aseguró que sus políticas “no conducen ni una sociedad mejor ni una mejor economía”. “esta dirección que adoptó el país nos conduce a un crecimiento de bienestar”.

“El recorte y el ajuste solo produce dolor, desintegración, frustración, desigualdad. Nunca el ajuste es inevitable. Nuestro pueblo ya hizo demasiado sacrificio, no negamos las dificultades que debe afrontar el gobierno nacional. Pero los trabajadores, los sectores medios y los más vulnerables no pueden seguir haciendo sacrificios”.

“Queremos más inversión para salud, seguridad. Austeridad para gobernar, si. Pero sacrificios inconducentes para el pueblo, no”, advirtió.

“También, como dijo el Papa Francisco, la legitimidad de origen que otorga haber ganado las elecciones requiere también de la legitimidad en el ejercicio. Sostienen Milei y sus funcionarios que fueron votados para hacer este ajuste. Mienten. En la campaña se repitió hasta el cansancio que el ajuste esta vez, no era para los trabajadores, para la clase media. La mentira está a la vista”.

Allí comenzaron las críticas a las políticas adoptadas por el gobierno: «Las medidas que tomó este gobierno, como el ilegal DNU que continua vigente y las que proponían en la Ley Ómnibus, dejaban en evidencia que los únicos perjudicados son las pymes, los trabajadores y los que menos tienen. Todo el mundo sabe que desde que asumió este gobierno, el deterioro que sufrió nuestro país ha sido inmenso y catastrófico».

«También se mintió sobre la relación con la política y con la casta. Se repitió hasta el cansancio la frase ‘una Argentina distinta es imposible con los mismo de siempre’. Los ministros más importantes son precisamente los que venían a este gobierno reemplazar porque los consideraba fracasado. Toto Caputo, ministro de Macri, que endeudó. En seguridad y Defensa, los dos candidatos a presidente y vice que perdieron en el macrismo. A los que no paró de agredir y descalificar durante su campaña», sentenció sobre quiénes integran el gabinete.

«El famoso DNU y la caída Ley Ómnibus, fueron elaborados por Federico Sturzenegger. Elenco estable junto a Cavallo en los 90, en De la Rua y en Macri. ¿Estos son los nuevos funcionarios que prometió?», enfatizó.

Allí volvió a reivindicar su gestión: «Pese a los discursos violentos, los trolls en las redes y la pirotecnia de agresiones, muchos de los votantes de este gobierno nacional perciben que fueron traicionados. El ajuste era para ellos y el gobierno está lleno de los mismos de siempre. Los mismos que siempre perjudicaron al país».

«Estos dogmas, estos objetivos iban a hacer daño. Los derechos de los argentinos estaban en riesgo. No se trata de tener razón, se trata de hacer todo lo posible para enfrentar ese ajuste, esa motosierra y parar sus efectos. Quiero reiterar cuales seguirán siendo los lineamientos vectores de nuestro proyecto en los próximos cuatro años: Gobierno protector, estado presente y pueblo solidario”, aseguró.

Allí comenzó con el repaso de los datos duros de su primera gestión: “Durante la primera gestión inauguramos 211 escuelas, entregamos 168.000 computadoras a estudiantes secundarios. Los chicos no podían comprarla y entonces ¿no tenían derecho de contar con esa herramienta indispensable para su futuro?”.

“300.000 pibes disfrutaron de su viaje de egresados, mientras se sostenía la actividad en los principales puertos turísticos de la provincia. ¿No tenían derecho a disfrutar de esos destinos turísticos? ¿No tenían derecho a continuar con la producción? Se aplicaron más de 45.000.000 de vacunas contra el Covid-19. ¿Cuántas se hubieran aplicado si se tenían que pagar en dólares?”, continuó.

A su vez, continuó con los hitos de gestión en materia de salud: “En la provincia entregamos 319 ambulancias de última tecnología que sumamos al sistema público de salud. ¿Solo pueden acceder a la salud quienes tienen dinero para pagar una prepaga? Inauguramos 157 centros de atención primaria de la salud, que llevan el derecho a la salud a barrios y pueblos y localidades olvidadas».

«Nadie le prohibió a las empresas privadas a hacer una clínica en esos barrios, pero no es negocio. En la provincia más de dos millones de familias reciben un módulo alimentario en el programa Mesa en las Escuelas. Cuál es la idea si se interrumpe, ¿que pasen hambre si tienen recursos?”, se preguntó.

One Comment

  1. La salud y la educación son responsabilidad de la provincia.
    La verdad es que en las escuelas públicas los alumnos aprende poco. Familias humildes hacen vaquita para pagar escuela parroquial o privada.

    La gestión en salud con carencia de insumos y falta de profesionales, es su responsabilidad y margina al los bonaerenses del servicio esencial.

    Las obras de agua y cloacas que debiera encargar AySA manejada por la mujer de Massa tuvo 4 años de inoperancia.

    Luminarias dependen de los municipios y dejan a muchos a oscuras.
    La limpieza también es municipal y hay casos como Pilar que abunda la mugre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 2 =

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp