Provincia

La provincia gastará más de 192 millones sólo en el merchandising del relanzamiento del plan Qunita

A pesar del desastroso pasado del plan Qunita, la gestión de Axel Kicillof, a través del actual ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, está dispuesto a relanzarlo. En efecto, ya solicitó un gasto alarmante sólo en concepto de “insumos gráficos” del mismo. De acuerdo al proceso de compra 99-0004-CDI23, Kreplak estimó un presupuesto superior a los 192 millones de pesos sólo en los gastos gráficos del programa. No en las cunas ni en los kits, sino sólo en folletos e imágenes.

De este modo, el ministro de Salud bonaerense, que actualmente se encuentra enfrentando múltiples denuncias por llevar a la quiebra nosocomios privados en el territorio de la provincia de Buenos Aires, comprará unas 90 mil guías de presentación del programa Qunita, de ochenta páginas cada una, 90 mil álbumes “del bebé”, 90 mil instructivos del “uso del chupete”, 90 mil instructivos de armado de la cunita desplegable y 90 mil folletos con “guías de cuidados”, de acuerdo al portal RealPolitik.

El plan, que tiene el objetivo de acompañar a los titulares de la Asignación Universal por Hijo en los primeros años de vida del niño con un kit de cunas y accesorios para bebés de hasta seis meses, ya llevó a numerosos funcionarios kirchneristas al banquillo judicial en su primera edición.

Uno de ellos fue el ex ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, hoy en la Cámara de Diputados de la Nación judicialmente cubierto por los fueros. De acuerdo a expertos de la Corte, que trabajaron a pedido del TOF1, la firma que ganó casi todo el contrato había presentado una oferta que “representaba 21 mil veces su patrimonio”, pero nadie hizo nada. El Tribunal Oral Federal Nro. 1, encargado de llevar adelante el juicio contra el ministro Aníbal Fernández y Gollán, entre otros, comprobó la existencia de irregularidades en la selección y adquisición de materiales para el plan para embarazadas Qunita.

Los resultados de la pericia no dejaron lugar a dudas. Más del 82 por ciento de la licitación se adjudicó a una firma sin bienes de uso registrados ni solvencia patrimonial, y cuya oferta representaba 21.069 veces su patrimonio. Y nadie dijo nada. Así, la empresa Fasano SRL, que había presentado un total de ventas de 6 mil pesos durante el año anterior y declaró no tener bienes de uso ni solvencia patrimonial, de pronto ganó más de 746 millones de pesos.

De acuerdo al juez de la causa, el ahora fallecido Claudio Bonadío, “se habría diseñado un pliego a medida, y se habría direccionado la licitación para que resulten ganadoras seis empresas sin antecedentes vinculados con los productos licitados, ya que sólo registraban experiencia en los rubros inmobiliario, de la construcción, gráfico e informático”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 3 = 6

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp