Provincia

Lanzan protocolos para feriantes, espacios comunitarios y trabajadores de la economía popular

Para frenar la expansión del coronavirus y evitar contagios, el gobierno bonaerense difundió una serie de recomendaciones sanitarias destinadas a quienes desarrollan tareas esenciales en barrios populares.

Mientras la provincia de Buenos Aires permanece en vilo por la pandemia de coronavirus, las tareas de cuidado y asistencia así como las unidades de producción y ferias que el sector de la economía popular lleva adelante en distintos barrios continúan su marcha.

Frente a este escenario, y para mantener a flote sus actividades sin poner en riesgo a los trabajadores, el Gobierno bonaerense elaboró una serie de protocolos con recomendaciones sanitarias que buscan frenar la expansión del virus y evitar contagios entre sus integrantes.

De esta forma, quedaron establecidos cuatro documentos con lineamientos a seguir, que abarcan a los talleres textiles, el programa Argentina Unida por la Educación y el Trabajo, ferias y mercados de alimentos y espacios sociocomunitarios.

Protocolo en unidades productivas textiles de la economía popular

Dentro del territorio bonaerense, funcionan cooperativas formalmente constituidas y también unidades productivas o grupos asociativos nacidos de la organización comunitaria que trabajan en el área textil. En los últimos meses, estos talleres se convirtieron en productores intensivos de insumos, como barbijos y kits sanitarios (camisolín, cofia, cubre-zapatos).

Dentro de las pautas preventivas para este sector, la Subsecretaría de Economía Popular dispuso la toma de temperatura previo el ingreso a las unidades, la colocación de un trapo húmedo en la entrada, el uso de alcohol en gel, el distanciamiento social y el uso de tapabocas.

Protocolo el programa Argentina Unida por la Educación y el Trabajo

A través de Argentina Unidad por la Educación y el Trabajo, programa articulado entre Nación y Provincia, se pintan y realizan tareas de mejoramiento en establecimientos educativos mientras los alumnos cumplen con el aislamiento preventivo.

“Se ponen en condiciones sus escuelas para el día en que los chicos, las chicas y adolescentes puedan volver a las aulas”, explican desde el área, al tiempo que establecieron medidas como la toma de temperatura, el uso de tapabocas, el trabajo por turnos y la ventilación de ambientes.

Protocolo para ferias y mercados de la economía popular

La producción y la comercialización de alimentos se encuentran comprendidas entre las actividades consideradas esenciales. En este marco y en coordinación con los municipios, la implementación de ferias y mercados populares que cumplan con las medidas de prevención correspondientes posibilita el acceso a productos saludables a precios justos en los barrios, a la vez que sostiene a cientos de productores.

Entre las pautas a seguir para evitar la propagación del coronavirus en este sector, se encuentran la toma de temperatura, el uso de tapabocas tanto para compradores como vendedores y demarcaciones en el piso para garantizar la distancia entre los clientes y los puestos.

Protocolo para espacios sociocomunitarios

Dentro de los barrios populares tienen lugar diversas tareas de asistencia, como la elaboración y entrega de viandas, “que deben llevarse a cabo cuidando la salud a través de medidas de prevención específicas”.

Entre estas se encuentran el distanciamiento tanto entre trabajadores como entre quienes van en busca de las viandas, la ventilación de los ambientes, la limpieza de superficies y el uso de tapabocas, cofia y guantes para quienes manipulan los alimentos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

70 + = 75

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp