Provincia

Quiebre en el radicalismo local: no quieren saber nada con la lista de Ranieli

Destacados dirigentes de la UCR pilarense adelantaron su adhesión a la lista que en la interna de Juntos encabeza la concejal Analía Leguizamón, en desmedro de la que lleva a Diego Ranieli y al propio presidente del radicalismo Emilo Lagreca.

Nombres como los de los consejeros escolares Marcelo López y Fernando D´Auría, se pronunciaron a favor de lo que consideran «la verdadera oposición» en Pilar, y aunque no excluyen apoyar al neurocirujano Facundo Manes a nivel provincial, en el ámbito local llamaron a sus correligionarios a votar por la contadora Leguizamón.

Los primeros en plantear su disidencia fueron los consejeros López y D´Auría, quienes a través de un posteo en redes instaron «a todos los radicales que quieran votar a Manes, corten boleta y en Pilar voten la única lista opositora, la lista de Analía Leguizamón».

Esto, en el entendimiento de que «la lista que dice ser radical, es la que levanta la mano para el intendente Federico De Achával en el Concejo Deliberante». «Si alguien tiene dudas -agregaron-, es suficiente con ver las sesiones y se darán cuenta de quién traicionó el voto radical y hoy es servil al Frente de Todos».

«Vamos por un nuevo radicalismo en Pilar, leal y con los valores que lo hicieron grande», cerraron.

Pero D´Auría fue más allá: difundió un video en el que llamó a «dar el paso» (el slogan de campaña de Facundo Manes), y votar en Pilar, «sin lugar a dudas, a la verdadera y real oposición que es Analía Leguizamón y su equipo de concejales y consejeros escolares».

El rechazo a la lista que encabeza Ranieli se hizo sentir fuerte entre los radicales históricos, cansados de las actitudes de dirigentes como Claudia Zakhem y Emilio Lagreca, a los que acusan de ser funcionales al oficialismo local. La primera, aunque no figura en la nómina, fue la encargada de negociar con el FdT el armado de esta lista que, además, recibe financiamiento del municipio, lo que los disidentes no ignoran

También evidenciaron su disgusto para con Lagreca, tercero en la nómina, al que responsabilizan de permitir y sumarse a las  conductas de la concejal Zakhem, quizás, dicen, en compensación por el permiso que ésta consiguió para que aquel pudiera proceder con las obras de ampliación de su clínica en pleno centro de Pilar.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

36 + = 44

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp