Provincia

Un clásico: la provincia compra ventiladores…más caros

La Dirección de Cultura y Educación bonaerense gastará decenas de millones de más para comprar ventiladores que llegarán en medio del frío.

En las últimas horas, un nuevo escándalo de sobreprecios giró en torno a la gestión de Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires. La protagonista del mismo fue la dirección general de Cultura y Educación bonaerense, en relación a la compra de una gran cantidad de ventiladores de pared.

Los mismos, unos ochocientos, tienen como destino, de acuerdo al pliego licitatorio, a los establecimientos educativos de la provincia de Buenos Aires. Se trata del proceso de compra Nro. 489-0029-CME24, ordenado por la dirección provincial de Contrataciones, Convenios y Administración de Inmuebles del organismo bonaerense.

El pliego de especificaciones técnicas indica que los 800 ventiladores deberán ser de pared, con control remoto, ménsulas reforzadas, cabezal oscilante y con reja de protección metálica. A pesar de tratarse de muchos requisitos, prácticamente todos los ventiladores de pared que se encuentran a la venta en el mercado tienen todas estas características y más.

Un estudio pormenorizado del mercado actual, según el portal RealPolitik, sitúa el costo de cada aparato entre los 30 mil y los 50 mil pesos, dependiendo de la marca que se utilice. Es de esperar, además, que al comprarlos en cantidad, el precio disminuya significativamente. De este modo, los 800 ventiladores pedidos por la dirección que maneja Alberto Sileoni oscilarían entre los 24 y los 40 millones de pesos. Sin embargo, el gobierno de Kicillof fijó para la compra un presupuesto de 110 millones, entre 3 y 4,5 veces más que el precio real.

El documento fue firmado por Roxana Giorno, jefa de departamento de la subdirección de Compras y Contrataciones de la dirección general de Cultura y Educación bonaerense. Sin embargo, las acusaciones recaen también en la dirección provincial de Contrataciones, Convenios y Administración de Inmuebles de la provincia de Buenos Aires, actualmente bajo el mando de Romina Etcheverry.

La licitación se llevó adelante en las últimas horas y tuvo siete empresas oferentes. Casualmente, la que, a priori, se llevaría el premio no es otra que Melenzane SA. La citada empresa es propiedad de Arturo Curatola, quien saltó a la fama años atrás al ser el proveedor seleccionado para enviarle 10 mil penes de madera pulida a la por entonces ministra de Salud, Carla Vizzotti.

Melenzane SA es también la cuna de Luana Volnovich, ex pareja de Máximo Kirchner, acusada de cobrar como diputada nacional al mismo tiempo que continuaba vinculada a la empresa de Curatola quien, casualmente, era proveedor de la Cámara de Diputados.

Entre bambalinas y sin demasiadas luces, el gobierno de Axel Kicillof saldrá a comprar ventiladores de pared que llegarán a las aulas cuando el calor ya se haya ido. No sólo ello, sino que además pagará al menos 20 millones más de los que corresponden, en un sobreprecio que a esta altura pareciera no sorprender a nadie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

88 − = 80

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp