Entrevistas

El vacunatorio central y la expropiación que no fue: la palabra de Corvo Dolcet (Audio)

El empresario se refirió a las distintas instancias judiciales por las que atravesó el predio del kilómetro 46, donde el municipio instaló el vacunatorio central del distrito, y confirmó todo lo reflejado en sucesivas notas de este portal. Mateo Corvo Dolcet cargó fuerte sobre el diputado Jorge D´Onofrio, al que acusó penalmente por falsedad.

En un largo diálogo con «El 1° de la Mañana» (Cadena 94.9) el titular de la empresa Pilar Bicentenario S.A. comenzó por el diputado provincial al que responsabilizó de presentar «un proyecto de ley basado en argumentos fraudulentos». «La carilla que presentó en la Cámara con los motivos por los que el Estado debía privar a 500 personas de sus derechos de propiedad, además de sostener mentiras, ocultó información que, de haber sido conocida por la Legislatura, la ley difícilmente hubiera sido aprobada», afirmó.

«Por otra parte, la ley no fue discutida; bastaron dos minutos en Diputados y uno en Senadores para que la aprobaran sobre tablas», agregó.

Puntualmente, lo que ocultó D´Onofrio fue «que el proyecto avanzaba de acuerdo a un convenio con el Estado nacional, el 80 por ciento que llevaba construida la Estación Panamericana, inversiones millonarias en lo que calificó de ´parcelita rural´, una estructura de 26.500 m2 -dijo que sólo había 40 m2-, y la valuación: les dijo que valía 580 mil pesos».

Corvo Dolcet recordó el reciente pronunciamiento de la Corte de Justicia bonaerense que, «por unanimidad» y mientras tramita la declaración de inconstitucionalidad, suspendió los efectos de la ley, y su propia denuncia penal contra el legislador «por su falsedad en los argumentos esgrimidos para lograr esa ley de expropiación. En este punto, aludió al fiscal federal interviniente, Diego Iglesias, que aún después de lo determinado por la Corte, «consideró que lo que hizo el diputado no es delito». «Claro, D´Onofrio también integra el Consejo de la Magistratura», observó antes de adelantar que «ahora, la Cámara Federal de La Plata nos dio la razón y estableció que el diputado debe ser investigado por los métodos que utilizó para lograr la sanción de la ley».

Por otra parte, el empresario aceptó que «de los 500 inversores, yo soy el único que soporta un proceso penal por lavado de dinero que me inició el mismo fiscal que intentó encubrir a D´Onofrio, basándose en informes que la misma AFI reconoció como falsos». «Llegaron a mi por un inversor colombiano que en el 2012 invirtió 300 mil dólares para comprar el 2,6 por ciento de la sociedad que, además, en el año 2015 recibió del Banco Ciudad un préstamo de 60 millones de pesos», precisó antes de reparar en que «cuando se cuestionó al inversor colombiano por narco, se demostró que no tenía condena alguna, en ningún lugar del mundo, por esta actividad».

«Con toda esta historia, el fiscal Iglesias me armó una causa y pasé 133 días detenido», lamentó.

Corvo Dolcet adelantó la posibilidad de reclamar una compensación al Estado por los daños sufridos, aunque advirtió que «hoy no es mi prioridad buscar un resarcimiento por lo que pudo haber ocurrido a mi, sino defender el derecho de 50 personas que confiaron e invirtieron en un proyecto privado».

«Yo no busco vendettas -dijo-; busco honrar la palabra empeñada y quiero que, cuando termine la pandemia, me devuelvan el edificio de cocheras, aunque no pintado como está».

Precisamente, y en cuanto al rol del municipio, el empresario consideró que «no tenía forma de no saber lo que ocurría porque yo, por escrito, lo iba poniendo al tanto de todo», previo a recordar que «cuando decidimos concursar preventivamente la empresa, la municipalidad se hizo de una tenencia precaria, y cuando los acreedores aceptaron en un cien por ciento la propuesta de la empresa, arrancó con una actividad frenética para el vacunatorio».

Finalmente, después de asegurar que sus comunicaciones tanto a la comuna como al Concejo Deliberante «jamás tuvieron respuesta», Corvo Dolcet cuestionó a los medios no sólo por no escuchar la otra versión de los hechos sino porque «hay tanta publicidad del vacunatorio, que la gente puede creer que esa estructura fue construida por el municipio, cuando lo único que hizo fue instalar unos consultorios de durlock».

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

96 − 93 =

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp