Entrevistas

Fundación Favaloro: «Tenemos que desprendernos de algo para no perder todo» (Con audio)

El cardiólogo y director de la Fundación Favaloro, Oscar Mendiz dijo que la decisión de cerrar las sedes de Arenales y Pilar “es una pena enorme”, al tiempo que precisó que ambas sedes eran alquiladas y que “hubo que optar entre seguir pagando esas locaciones o mantener las fuentes de trabajo”.

«Tenemos que desprendernos de algo para no perder todo», evaluó el médico al ser entrevistado por «El 1° de la Mañana» (Cadena 94.9, Pilar), antes de explicar que «la medida afecta a unos 50 empleados (25 por establecimiento) que serán reubicados en el edificio central de la avenida Belgrano, sobre los 1.600 con los que cuenta la Fundación». «En los casos en que haya personal que no acepte esta propuesta por cuestión de distancia -como los que se desempeñan en Pilar- se negociará la forma de algún acuerdo entre las partes», agregó.

Mendiz sostuvo que «no estamos funcionando por el aislamiento obligatorio, ya que la gente dejó de asistir a las consultas», caída que «llega hasta el 80 por ciento» de las prestaciones, lo que presenta, para la Fundación, «un panorama complicado».

En otro tramo del diálogo, después de precisar que «acá se atienden unos 20 mil pacientes y se practican unas 600 cirugías por mes», el médico se refirió a las exigencias financieras que demanda una institución de esta envergadura apuntando a que «nuestros costos son en dólares, y calculo que el desfasaje entre precios, costos y dólares está en el orden del 30 por ciento». Esto, sumado a que «las obras sociales pagan con dos o tres meses de atraso».

Mendiz también consideró que «el sistema de salud en general necesita muchos reajustes», antes de concluir lamentando que «la sociedad no ha tenido a la salud como prioridad».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 39 = 45

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp