Entrevistas

Los químicos volvieron a «apretar» a un comerciante de Pilar (Audio)

«Tengo a los químicos en la puerta, amedrentando a los clientes», fue la primera respuesta de Gustavo Torres, propietario de Rendiclor, un comercio ubicado sobre la ruta 8, que desde el jueves pasado sufre el asedio de la patota sindical.

«Reclaman que la gente que trabaja para mí, cuatro personas, renuncien a  OSECAC y se pasen a la obra social de Químicos, pero mis empleados no quieren saber nada», explicó Torres a «El 1° de la Mañana» (Cadena 94.9) antes de precisar que «esta es la segunda vez que vienen aunque con menos gente que el jueves, se quedan en la puerta, tocan el bombo, gritan un poco, prenden fuego, queman gomas, y me amenazan con que si no cumplo con lo que piden, se van a quedar toda la vida».

«Y yo no pienso ceder», adelantó el comerciante al tiempo que recordó haber denunciado la situación «a la fiscalía del doctor Casal» y a la policía, que «viene, pero como no están cortando la calle, no puede intervenir».

El comerciante, después de quejarse de que «encima que se trabaja poco, la presencia de esta gente hace que los clientes no quieran entrar al local», consideró conveniente «la presencia de los gremialistas de Comercio, porque en definitiva, quieren quitarles afiliados».

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 3 = 1

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp