Entrevistas

Marcelo Abbate, distribuidor mayorista: «En Pilar, la gastronomía está sangrando» (Con audio

El representante de una de las distribuidoras mayoristas más importantes de la zona sostuvo que «la pandemia fue como un tsunami, que cuando se retira deja un enorme desastre», al referirse a la situación por las que atraviesa el sector gastronómico en el distrito.

«Está todo parado, y ya es hora de que se comience a aflojar; en distritos vecinos, más allá de la posición política, ya están abriendo», precisó.

En diálogo con «El 1° de la Mañana» (Cadena 94.9, Pilar), Abbate se mostró convencido de que «esto ya es una necesidad mayor; la gente ya aprendió a cuidarse, ya entendió todo» al tiempo que reconoció no entender «lo que pasa en Pilar, porque, insisto, municipios vecinos ya abrieron». «Aparte -agregó-, no entiendo lo del horario; parece que el virus ataca de noche y de día duerme».

«Es raro», advirtió antes de volver con que «no entiendo lo del km 50, un complejo hotelero, gastronómico y de eventos que está muerto».

Según el distribuidor, sus clientes «están muy angustiados. Tienen deudas como todos, y se están jugando a emitir cheques a futuro que no saben si podrán cubrir». «Han cerrado por todos lados; tengo clientes que ya no abrirán y otros que, si no afloja, piensan seguir el mismo camino», sostuvo previo a asegurar que «tengo familia en Italia, y no me creen que hace siete meses estamos parados».

Abbate afirmó que «he visto clientes llorar de desesperación», al tiempo que remarcó que «la cadena de pagos no está rota; está explotada», y que «la gastronomía está sangrando».

Al mismo tiempo, y con respecto a su propia empresa, dijo que «tenemos 34 camiones y trabajamos en toda la provincia y la Ciudad de Buenos Aires abasteciendo restaurantes, hoteles, catterings, y de todos los créditos que dimos, no pudimos cobrar nada o muy poco».

A tal punto, que «teníamos 140 empleados y hoy tenemos la mitad, con más de 90 millones en la calle de los que cobraremos, con suerte, un 40 por ciento».

Asimismo, en la certeza de que «un país con sillas para arriba se muere» y que «hay un mundo que se mueve detrás de la gastronomía que está detonada», Abbate consideró oportuno pedirle al intendente de Pilar «que basta, que mire y advierta que esto es una necesidad», cerró.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

51 + = 58

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp