Uncategorized

El femicida Farré pide un nuevo juicio: su defensa argumentará «inimputabilidad»

En 2015, Fernando Farré, asesinó a la madre de sus hijos, Claudia Schaefer, en la casa familiar del country Martindale, con nueva defensa, buscará un nuevo juicio y que esta vez se lo declare inimputable.

Preso de por vida en el penal de Campana, el ex gerente y CEO de varias marcas internacionales de cosméticos apeló a los servicios del experimentado abogado Omar Saker, quien después de asegurar que “no discutimos en sí la autoría del hecho», advirtió que «discutimos su estado al momento de realizarlo».

«Para mí es claro un estado de inimputabilidad porque él venía con un tratamiento con psicofármacos producto de una depresión por la situación familiar de separación de su esposa y porque en su trabajo lo habían reemplazado», agregó antes de concluir  con que «entonces, medicación equivocada y en exceso dada por su psiquiatra provocó una crisis en su psiquis y no comprendió lo que estaba haciendo».

Con aquel objetivo, el letrado presentó un recurso a la Corte Suprema que «va a ser positivo y generará que se realice un nuevo juicio». «Es cierto que la Corte puede decir que es cosa juzgada» admitió antes asegurar que «como el Tribunal de Casación reconoció oportunamente que las instrucciones al jurado estuvieron mal dadas, me refiero a las explicaciones de cómo los 12 jurados tenían que abordar el juicio, y eso es motivo de nulidad». «Son cuestiones técnico jurídicas pero esenciales para la defensa», indicó.

De conflicto en conflicto, Farré ya pasó por La Plata, Dolores, Florencio Varela, General Alvear, Azul, Lisandro Olmos, Bahía Blanca, donde peor la pasó y hasta intentó suicidarse. Hasta lo obligaron a poner cien mil pesos para comprar varios lechones y otras vituallas para pasar unas fiestas de Navidad y Año Nuevo, fotos que luego salieron a la luz.

Recién podrá pedir su libertad condicional cuando hayan pasado los 35 años establecidos por la prisión perpetua, esto significa a partir del 20 de agosto de 2050, cumplidos los 87 años.

Cabe recordar que en 2018, el Tribunal de Casación Penal ratificó la sentencia y su entonces abogado, Jorge Césaro, intentó una presentación ante la Corte Suprema Bonaerense en la que, en resumen, sostuvo que Farré solo le había provocado a su esposa cortes superficiales, pero para defenderse ya que ella intentó asesinarlo. Además, afirmó que quienes la remataron fueron los policías que ingresaron a la casa para poder sustraerle dinero, un bolso Louis Vuitton, un par de anteojos Salvatore Ferragamo y dos anillos, un Tiffany de platino y un Cartier de oro. El argumento continuaba asegurando que los agentes falsearon sus declaraciones en tribunales y además acordaron inculparlo.

Lo cierto es que el 21 de agosto de 2015 decidió degollar a Claudia Schaefer, su esposa y madre de sus tres hijos con dos cuchillos de cocina con los que le infligió 74 puñaladas en la casa que ambos supieron convivir en el country Martindale antes de separarse. Con el crimen, Fernando Farré despedazó una familia y varias vidas, entre ellas la suya propia. Los cortes que le efectuó a Claudia abarcaban tres cuartas partes de la circunferencia del cuello.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − = 7

Noticias relacionadas

Follow by Email
Twitter
YouTube
Instagram
WhatsApp