Provincia

También en La Plata y Bragado, los camporistas acaparan las vacunas

El escándalo por las vacunas VIP aplicadas por el ministerio de Salud de la Nación tiene sus réplicas tanto en la capital provincial como en el interior bonaerense. En La Plata se confirmó que militantes del Frente de Todos  tuvieron prioridad para vacunarse, lo mismo que el jefe del PAMI en Bragado.

En el primer caso, según se logró reconstruir en las últimas horas, militantes del concejal, Guillermo “Nano” Cara, que tenían a su cargo la campaña de inscripción para acceder a la vacuna en las unidades básicas del espacio, pudieron acceder a la vacuna.

Si bien los jóvenes militantes del Frente de Todos no integraban los grupos de riesgo, tuvieron prioridad para poder vacunarse con la Sputnik, mientras los médicos y personal de salud aún siguen en lista de espera.

Algo similar ocurrió en el propio ministerio de Salud de la provincia que conduce Daniel Gollán, en donde se vacunó a todo el equipo de comunicación que conduce Cristian “Chicha” Scarpetta, militante del Frente de Todos y hombre de extrema confianza de la ex candidata a intendente, Florencia Saintout.

“Se vacunaron a fotógrafos, diseñadores y hasta periodistas que estuvieron trabajando toda la cuarentena haciendo home office, sin distinción por la edad”, trascendió al respecto. Además, fuentes internas confiaron que “también se dieron vacunas a todos los funcionarios del ministerio”.

En Bragado, por su parte, fue el caso de Salvador Alonso, quien no tiene ninguna enfermedad preexistente y se vacunó antes que los abuelos bragadenses. Tras la indignación de la comunidad local, el joven se excusó diciendo que es personal de salud. Periodistas locales denunciaron que fueron maltratados por allegados al funcionario cuando intentaron fotografiarlo.

El jefe del PAMI en Bragado se vacunó con tan solo 27 años. A pesar que ningún abuelo de aquella localidad bonaerense recibió la inmunización contra el COVID-19, Alonso recibió la primera dosis de la vacuna el jueves 18 de febrero, tal como señala la certificación correspondiente. De todos modos, desde su espacio político (La Cámpora) asumieron que todos los jóvenes inmunizados trabajan en las postas de vacunación o participan de operativos en geriátricos, por lo que estarían autorizados para ser vacunados por razones sanitarias.

Sin embargo, un periodista bragadense que prefirió resguardar su identidad aseguró que Alonso no tiene contacto directo con los vecinos, al tiempo que describió la situación que se desató al momento de la vacunación del jefe del PAMI donde justamente se hallaban varios periodistas: “Mis colegas le estaban sacando fotos y querían entrevistarlo, pero el joven hizo un escándalo bárbaro y les cerró la puerta de la sala por la cara después de una discusión que mantuvieron. Luego, Alonso mandó a su gente a patotear a los periodistas”.

Mientras tanto, desde la Región Sanitaria X del ministerio de Salud bonaerense, responsable de Bragado y Chivilcoy, entre otras localidades, aducen que el proceso de vacunación se está desarrollando con “total normalidad” y apuntaron contra los hospitales municipales ya que deben garantizar la “supervisión” del cumplimiento de la vacunación al personal del sistema sanitario. Así lo expresó la directora del área, Carolina Di Nápoli, en lo que parece ser el puntapié inicial de acusaciones cruzadas entre el intendente de Bragado, Vicente Gatica, y Guillermo Britos, de Chivilcoy, quien ya salió a responderles a las autoridades provinciales diciéndoles que si se equivocaron deben “pedir perdón y no echar culpas a quien no corresponde”.

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *