Entrevistas

Exclusivo: El detenido por el affaire nafta, cuenta cómo se roba en el estado municipal (audio)

Desde la cárcel, el único imputado y detenido por manipular las tarjetas con las que se carga combustible para la flota del municipio de Pilar, rompió el silencio e involucró a funcionarios de la administración Ducoté y De Achával como Genna, Liberé y Laurent, y empresas como Lesko.

Iván Fresneda tiene 44 años, una hija de apenas dos, » y vivía en una casa alquilada en una calle sin asfalto de la localidad de Zelaya. Nunca tuvo auto: siempre se movió en colectivo, y desde diciembre del año pasado sus días transcurren en uno de los nueve pabellones de Sierra Chica, en Olavarría, un penal de máxima seguridad. No está condenado sino procesado por defraudar en 60 millones de pesos a la administración pública, según la imputación que le endilgó el fiscal Andrés Quintana.

En diálogo con El 1° de la Mañana (Cadena 94.5), y después de reconocer que recibió amenazas de muerte en la previa, al trascender la posibilidad de esta entrevista, Fresneda dijo no explicarse porqué está en Sierra Chica «porque no soy violento ni nada; me quieren lejos para que no hable de lo que ocurre en el municipio de Pilar»-

Tampoco alegó inocencia del cargo que se lee imputa, ya que «yo participé de ese entramado, pero soy un mínimo engranaje de esta maquinaria de corrupción». Se calificó como «un perejil» previo a afirmar que «era administrativo, y dicen que estaba a cargo el área Flota Vehicular, y no es así». «A mi se me hizo dibujar los números; es decir, se carga nafta a vehículos y maquinarias de la municipalidad y se pasan las patentes. Pero muchas veces ese combustible se va a otra parte, a personas particulares o vehículos pertenecientes a empresas privadas que, a su vez, se los prestan a los uncionarios», explicó.

«Yo dibujaba cargas  y patentes por orden de mi superior inmediato, del jefe de turno y, a veces, del jefe de Gabinete», remarcó antes de dejar que claro que «ya declaré como testigo colaborador, y le conté todo al fiscal pero no investigó nada». «Parece que el hilo se corta por lo más delgado», lamentó.

Fresneda sostuvo que esta maniobra «se hizo durante la gestión anterior y ésta», que el combustible, cuando no se vende (en las delegaciones, especialmente), se utiliza para movilizar «las camionetas de las pegatinas en campaña», y que todos, funcionarios, concejales, consejeros escolares participan de ella.

También recordó cuando le pidieron «en noviembre, después de la campaña, de alojar un poco el mecanismo porque se había ido de las manos con los montos. Lo que querían terminar en el 2021, y yo les dije que hasta febrero o marzo no se podía bajar totalmente porque iba a saltar en el Tribunal de Cuentas». «Ese dibujo, era mi trabajo», admitió.

El detenido consideró oportuno pedirle al intendente De Achával que «si no tiene nada que ver con esto, que investigue, que yo lo ayudo», y al fiscal que «reconozca mi condición de testigo colaborador y me mande a casa con una pulsera electrónica o a algún otro lugar con identidad protegida», aunque en este caso reparó en que «debe tener miedo y presiones, ya que la fiscalía también usa la nafta de la municipalidad».

De todos modos, dejó en claro que «al fiscal le di todos los datos y los nombres, y tengo más para decir», previo a afirmar que «hay familias enteras en el municipio que utilizan o utilizaron este mecanismo, como la de Andrés Genna o los Liberé, padre, hijos, hermanos, sobrinos», y recomendar a la sociedad que «no confíe en ningún político, venga del espacio que venga».

 

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *